<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-M9NCK4F" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">
Solicita Información
Escrito por: Ruben Rios
Atrás

¿Sabías que la innovación de la industria financiera es considerada como una de las principales necesidades de la industria y del mundo? Es que es innegable: en el Siglo  XXI solo permanecerán a flote aquellos negocios que han sabido adaptarse a la transformación digital y la Industria Financiera no puede ser una excepción, es más – debido a su importancia en el mercado – es una obligación.


A pesar de las grandes innovaciones que ha habido en el mundo y en el mercado, es increíble el número de empresas y negocios que aún no han cambiado el chip de la era  Industrial a la era de la información. Esta brecha entre lo digital y lo tradicional es inmensa y, cerrarla, requiere mucho más que implementar algunas herramientas y estrategias como crear un sitio web o tener una página en redes sociales.

Las empresas necesitan adoptar estrategias digitales sostenibles que les permitan alcanzar una presencia y autoridad excepcional en la web, que es donde se encuentra el prospecto moderno.

Es un hecho, las redes han transformado nuestras vidas diarias. Los dispositivos móviles nos conectan más allá de las fronteras y nos brindan un conocimiento del mundo directo y personal en tiempo real.

Esta transformación social gira alrededor del imparable avance de las tecnologías que, debido a que abarca todos los órdenes de desarrollo (personal, profesional, industrial, cultural, social y económico), nos está obligando a hacer un esfuerzo de adaptación digital enorme. Haciendo evidente la necesidad de que  hombres y empresas deben evolucionar de forma paralela, como diría Andy Stalman en su libro Brand Off On.

Cabe mencionar, que las consecuencias de no hacerlo, pueden ser graves. Tal como dice Bill Gates: “En el Siglo XXI habrá dos tipos de negocios: aquellos que estén en Internet y aquellos que ya no existan.” El cambio ya está aquí y la única posibilidad de afrontarlo con éxito es estar preparados para saltar a los canales de venta digital y tener una vida empresarial activa en la web.

Hay muchos ejemplos de empresas que han caído en la etapa de recesión y cierre debido a su falta de innovación digital. El caso de referencia siempre ha sido Eastman Kodak. Kodak ignoró por completo la necesidad de la innovación fotográfica, que en aquel entonces, era la cámara digital. Y para cuando se dio cuenta de la importancia de ésta… ya era demasiado tarde.

Por esto es preciso entender que la mentalidad de los consumidores ha sido alterada para siempre debido al Internet y no volverá – jamás – a los hábitos y las costumbres previos a la revolución digital. Así que las empresas deben ejercitar el cerebro para ver, menos hacia atrás y, más hacia adelante.

Muchas industrias, como la fotografía, experimentaron la necesidad de la innovación hace muchos años. Otras industrias, como la financiera, apenas está experimentando la necesidad de hacerlo. Sin embargo, es necesario que haya una reacción adecuada y rápida para no poner en riesgo la continuidad de cualquier entidad.

La información al alcance de quien quiera, el contacto de usuario a usuario y la inmediatez de las comunicaciones han traído consigo una transformación. Ahora los prospectos tienen avidez de interconexión, acceso a diversas fuentes informativas que dirigen su proceso de compra y la posibilidad de interactuar sin límites.

La Industria Financiera no es ajena a estas tendencias, por esto es necesario que todas las instituciones que la conforman reconozcan y prioricen la innovación en el corto plazo, antes de que sea demasiado tarde y el innovar implique pérdidas y costos para poder readaptarse al cliente moderno y a los cambios del entorno.

El futuro de la Industria Financiera

Según Dan Ciporin, socio general de Canaan Partners, el futuro de la banca se basa en adoptar tecnología más avanzada e innovar su presencia digital. Pues, si no se adaptan, los grandes bancos corren un gran riesgo.

A diferencia de otras industrias, la Industria Financiera ha tenido un proceso mucho más lento en su adaptación a la tecnología debido a todas las regulaciones. Sin embargo, entidades alrededor del mundo que empiezan a implementar tecnología financiera (Fintech) han afirmado que sus clientes están más contentos con el servicio, su captación de usuarios ha mejorado y tienen una reputación de transparencia a ojos del usuario y se han llegado a convertir en líderes de opinión en la Industria.

Es más, de acuerdo a McKinsey, las instituciones financieras verán descender sus beneficios de un 20% a un 60% para el año 2025 si no se apresuran a implementar una transformación digital.

Incluso, según el presidente de BBVA, el sistema financiero mundial se encuentra en una gran reorganización que reducirá drásticamente el número de entidades financieras. Aclaró, además, que si se quiere mantener a flote hay que dominar las tecnologías y los cambios digitales.

Sin embargo, lograr una estrategia digital de crecimiento sostenible para una entidad financiera toma tiempo. Necesita mucho tiempo de planeación y debe ir orientada a un largo plazo, pues debe ser efectiva para la próxima década, no solamente para el próximo año.  

Dicho programa de crecimiento debe tener en su enfoque principal la experiencia del cliente moderno y la interacción con ellos. Esto solo se puede lograr a través de la digitalización y de la buena educación para los usuarios a través de un blog, por ejemplo.

La banca debe transformar la relación que mantiene con su público. Tiene ante sí el reto de conocer cómo es y cómo será su cliente. El cliente moderno es alguien que está conectado o que está a punto de conectarse. Ese nivel de conexión es el que deben tener presente los bancos para dirigirse a los clientes. La interacción en un canal digital es determinante en este siglo.

El problema es que muchas entidades subestiman los recursos que tienen para comunicarse con los prospectos. Sin embargo, aprovechar – o no – esa oportunidad no puede tener efectos neutrales, sino que sus consecuencias son positivas o negativas para la Industria.

La verdad es que hay una considerable población de consumidores que se están apoyando en los canales digitales para impulsar la preferencia y mantener la fidelidad a la Industria Financiera. En consecuencia, es imprescindible para la banca contar con una plataforma digital correctamente integrada que responda a los nuevos consumidores  del sector.

Así que, la Industria Financiera no tiene por qué siempre ser tradicional, puede innovar la forma en la que hacen los negocios – tiene un campo de oportunidades infinitas para desarrollar clientes, informar y conseguir prospectos, gracias a la transformación digital.

Por lo que los CEO de las diferentes entidades financieras debe evitar su propio ‘momento Kodak’; fomentando la innovación, asumiendo la responsabilidad de diseñar productos financieros que encajen con las necesidades de consumo de los clientes y, a su vez, asumiendo los riesgos que conlleva dicha innovación.

Esta innovación financiera implica idear maneras que modifiquen la operación actual del sistema financiero, desde cosas tangibles como cajeros, hasta cosas intangibles como control de riesgos, aplicaciones en línea y el uso del Internet para generar prospectos y educar a sus clientes.

No obstante, la Industria Financiera apenas está en las primeras etapas de la transformación digital. Los bancos están a tiempo de transformar sus organizaciones y convertirse en jugadores sostenibles dentro del sistema financiero. Aquellos que logren simplificar el proceso para el usuario, serán los que se beneficien de una alta eficiencia operacional, ahorro de costos y obtendrán una mayor captación de clientes.

Esto se debe a que la innovación genera crecimiento, pues se le brindan al usuario las nuevas experiencias que desea y la aproximación con el asesor financiero que necesita para mejorar su calidad de vida y sus finanzas. Esto repercutirá en beneficios para el banco, ya que será preferido sobre la competencia.

Como diría Francisco González, presidente del BBVA, “Los bancos deben convertirse en organizaciones impulsadas por los datos y ofrecer una banca basada en el conocimiento: nuevos productos y servicios basados en la información y adaptados a las necesidades de cada cliente.”


¿Quieres buenas noticias? ¡En Niu.Marketing podemos ayudarte! Si quieres que tu institución sea líder de la industria financiera, no dudes en seguir leyendo e informándote con nuestros blogs. La Industria Financiera ya entró en la era digital, Inbound Marketing para la Industria Financiera ya es una opción, ¡entérate qué significa esto! No te quedes atrás.

New Call-to-action


 

COMPARTIR:

(502) 5824-2047

info@niu.marketing

18 ave A 7-21 Z.15 colonia Vista Hermosa 1
Guatemala, Guatemala 01015

(502)5824-2047 info@niu.marketing

18 ave A 7-21 Z.15 colonia Vista Hermosa 1
Guatemala, Guatemala 01015