¿Y ahora a quién le vendo? Es una pregunta que muchas veces se nos cruza por la mente al momento de pensar en el siguiente paso de nuestra empresa.

¿Cuál será la clave del éxito en las ventas? ¿Cómo las empresas llegan a sobresalir en un mercado tan grande? ¿Qué tengo que hacer para que mi empresa sea reconocida?


Si tus preguntas giran alrededor de estas inquietantes ideas, has llegado al lugar indicado.La clave para conseguir clientes y por ende crecer en el mercado es la prospección.

Pero… ¿Qué es la prospección? pues nada más y nada menos que el arte de encontrar la aguja en un pajar.

Técnicamente hablando, es la habilidad que tiene un vendedor o una empresa de conseguir el mejor consumidor nuevo. Una vez hecho esto, pueden ocuparse de las ventas y les garantizo el éxito de éstas.

¿Cómo prospectar?

Si bien antes la guerra de mercado se basaba en la obtención de espacio, hoy en día se trata de llamar la atención de las personas.

Debido a que los millennials son los que rigen el comercio, las reglas del juego también han cambiado ahora en la era digital.

Hoy en día hay que destacar mezclando tanto el contexto como el contenido en nuestras estrategias de mercadeo.

Poniéndolo más simple, la creación de contenido interesante y educativo es lo que abre las puertas del mercado, nos genera prospectos y nos garantiza las ventas. ¿No me lo creen?

Pues cabe mencionar que alrededor del 81% de las grandes empresas dice que el brindar buena información les ha ayudado a crecer en sus negocios y esa no es una cifra pequeña.

Un mercado de contexto

Ahora que ya sabemos cómo prospectar en la era digital, aprendamos cómo llevarlo a cabo creando estrategias atrayentes de contexto + contenido.

Lo más indispensable es saber que en el mercado de contexto se debe proveer la información correcta, a las personas indicadas, en el momento preciso. Por ello hay un factor que se vuelve indispensable: la personalización.

Veamos un ejemplo:

Supongamos que hay una chica a la que tu quieres conquistar, uno de tus amigos la conoce. Tu amigo le propone ayudarlo con ella, así que le brinda la siguiente información: “Tiene 24 años y se llama Vanessa”.

¿Te parecerá suficiente para conquistarla?

No, por ende, tu solicitarás a tu amigo información más concreta, como sus pasatiempos, sus gustos, profesión, etc. De manera que puedas presentarte y cortejarla de una manera apropiada.

¿Te identificaste?

Pues justamente de eso se trata el mercado de contexto y la personalización, de conocer información valiosa de los nuevos consumidores, para crear el contenido apropiado y atrayente para luego saber cuál es la mejor forma de ofrecérselo y que así se conviertan en prospectos. 

New Call-to-action