Es un hecho, el marketing digital anda en boca de todos. La realidad es que todo el mundo anda pendiente de las tendencias, temas de moda y demás viralidades que surgen cada día en la red. Debido a esto, el peor miedo de un mercadólogo sería cometer un error que se vuelva viral y, así, quedar tachado para siempre en el mundo del marketing. Pero, ¡no te preocupes! Aquí encontrarás los pecados capitales del marketing para saber qué errores nunca debes cometer.


Si bien es cierto, todo el mundo comete errores; el área de mercadeo no es una excepción. La mayoría de veces son errores mínimos de los cuales se aprende y se superan. Sin embargo, hay otras veces que esos errores representan una pérdida tanto monetaria, como de clientes. Y, seamos honestos, eso a nadie le gusta, ¿no?

 Así que, para evitar esos disgustos he decidido contarte cuáles son los errores que nunca deberías cometer; errores que ya han cometido grandes marcas y de los cuales tenemos la suerte de poder aprender. ¡Presta atención!

1. Utilizar estrategias del marketing de guerrilla sin contexto

El marketing de guerrilla es una estrategia publicitaria que utiliza técnicas publicitarias poco convencionales y que requieren de una mínima inversión para tener un gran impacto mediático. Sin embargo, debes asegurarte de tener el contexto suficiente del lugar en el que lo vas a implementar para no causarle problemas a las personas.

Por ejemplo, Cartoon Network lanzó una campaña de marketing de guerrilla en la que utilizó bombillos y señales LED en forma de sus cartoons, sin embargo, el público pensó que eran alertas de bombas y se involucró la policía, se cerraron calles y el transporte público. ¿Te imaginas? Un desastre, además que Cartoon Network tuvo que pagar $2 millones para compensar la emergencia.

Debido a esto, tienes que tener claro que nunca debes lanzar una campaña sin antes investigar acerca del mercado. Los mercadólogos deben estar conscientes de los sentimientos del público, sus temores, circunstancias y demás para evitar este tipo de problemas.

Moraleja: siempre investiga el mercado, entérate de las circunstancias, investiga el contexto de la audiencia y del sector en donde piensas lanzar una campaña. Nunca lances algo sin antes investigar un poco.

2. Escribir copies que parecen cool, pero que ofenden

Hoy en día, muchos tratan de escribir los copies en Facebook o en diversas redes sociales lo más divertidos posible para que el contenido se viralice con mayor facilidad. Incluso, muchos copies ahora están relacionados con frases de memes famosos o tendencias para que haya un mayor engagement con el cliente.

Sin embargo, es muy delgada la línea entre escribir algo cool y divertido y algo que – sin intención – termine ofendiendo a alguien. Un ejemplo de esto sería Kenneth Cole, quien en Twitter publicó un  copy de mal gusto para la población de Egipto. El copy decía – traducido al español – “millones están en alboroto en Cairo. El rumor es que escucharon que nuestra nueva colección de primavera está disponible en línea…” Si bien es cierto, para algunos no puede ser motivo de ofensa.

Pero para aquellos en Egipto, significó que la marca estaba bromeando con su situación. En estos casos la empresa debe disculparse y borrar la publicación. Así que lo mejor es evitar cualquier situación de este tipo.

Moraleja: el humor en los copies nunca funciona si  te basas en noticias contenciosas. No trates de ser divertido o cool involucrando tu marca con temas que creen dilemas o disputas.

3. Cambiar repentinamente de imagen

¿Sabías que  GAP una vez trato de cambiar su logo a uno más hip y moderno?, ¿tienes idea de cuánto le duro? 2 días. Increíble, ¿no? GAP volvió a su antiguo logo de inmediato debido a la desaprobación del público.

Antes de hacer cualquier cambio en tu logo, piensa cómo se siente tu audiencia con la imagen que ya tienes. ¿Representa tu logo a tu público objetivo?, ¿si lo cambias aún así los sigue representando? Esto es algo que debes tener en cuenta, pues los clientes llegan a amar la marca y a tenerle mucho cariño y si alteras tu imagen a algo que no los represente, probablemente no les va a gustar.

Moraleja: siempre mantén contacto con tus buyer personas y asegúrate que cualquier cambio de imagen los refleje. Nunca subestimes los sentimientos que tienen tus clientes hacia la marca.

4. Despreocuparse de los clientes leales

Los clientes son la parte más importante de una empresa, pues ellos son el centro de las ventas y los que ayudan a que crezca tu marca.

Debido a esto, despreocuparte de ellos y de su beneficio es lo peor que podrías hacer. En el 2011 Netflix lanzó QWikster, un servicio extra para la renta de DVD’s; los clientes que ya contaban con el servicio de Netflix tenían que pagar un 60% por esta nueva aplicación. Lo cual, causó muchas molestias, haciendo que 800,000 personas se dieron de baja del servicio y sus ventas cayeron un 77%.

¿No crees que hubiera sido diferente si Netflix hubiera pensado en sus clientes y en no afectarles la cuota?

Moraleja: las empresas deben comunicar los cambios que planean hacer a sus clientes, en especial cuando implican un aumento de precios. Siempre ten en mente el bienestar de tus clientes por encima de todo. Así, siempre serán promotores de tu compañía.

5. Enviar demasiado rápido los correos

¿Sabías que The New York Times mandó correos a las personas que habían cancelado su suscripción ofreciéndoles un descuento? Sin embargo, por andar corriendo no solo lo mandaron a las 300 que se habían dado de baja, sino a los 8 millones de suscriptores que tenían.

El resultado fue que todos los clientes se molestaron porque no recibían un descuento similar o mayor por ser fieles a la empresa. La empresa tuvo que disculparse y tuvo que lidiar con muchos reclamos.

Moraleja: nunca corras al enviar un correo. Revisa dos veces al momento de escribir correos tan importantes como lo era este. Revisa la lista de contactos a quien va, revisa lo que dice, lo que adjuntes y demás. El email marketing es algo delicado ya que va directamente a la bandeja de entrada de tu prospecto.

6. Prometer cosas gratis sin tener lo suficiente

Hay muchas campañas de moda en que se ofrecen regalos por suscribirse o por comprar productos de cierta empresa. Sin embargo, lo que siempre debes verificar es si tienes suficientes de esos regalos para satisfacer la demanda de productos.

Uno de los ejemplos más reconocidos de esto fue cuando se ofrecía una Dr. Pepper por cada disco de Guns & Roses que se vendiera. Claramente, las Dr. Pepper no fueron suficientes y quedaron mal frente a millones de consumidores.

Moraleja: nunca subestimes el impacto de tu oferta; asegúrate de tener suficiente producto para satisfacer la demanda antes de sacar una promoción de este tipo.

Para muchos mercadólogos estos errores pueden parecer cómicos y pueden pensar que es imposible que algo como esto les pase. Sin embargo, es mejor prevenir que lamentar. Si estás pensando en lanzar una nueva campaña de marketing asegúrate de investigar y poner siempre al cliente en medio de la ecuación. Te evitarás muchos arrepentimientos si lo haces.


¿Quieres buenas noticias? ¡En Niu.Marketing podemos ayudarte a aumentar tus ventas! Si quieres que tu empresa sea líder de la industria este 2018, no dudes en darle clic al botón de abajo y entérate de cómo puedes mejorar tu proceso de ventas utilizando Internet.

Además, te invito a seguir leyendo e informándote con nuestros blogs para convertirte en un vendedor exitoso en poco tiempo. Guatemala ya entró a la era digital, Inbound Marketing Guatemala ya es una opción, ¡entérate qué significa esto! No te quedes atrás.


Internet como canal de ventas