Como todos los días me levanto, baño y arreglo para salir a la calle. Arreglarme no quiere decir ponerme maquillaje pero si peinarme y vestirme de mi propia manera, lo cual refleja mi personalidad. Muchas personas no se arreglan por como quieren que las vean los demás sino por como se sienten, pero si le preguntamos a un CEO por qué se viste tan formal o de cierta manera seguramente es por como quiere presentarse frente a sus colaboradores y clientes, pero más que nada qué quiere reflejar ante ellos, lo cual podría ser seguridad o confianza. 

El diseño gráfico hace exactamente eso, le brinda la personalidad visual a tu negocio, lo cual se convierte en tu tarjeta de presentación ante la sociedad. Cuando uno se viste puede ser que solo sea para sí mismo, pero tu empresa tiene que vestirse para tus consumidores ¿Qué refleja? ¿Una buena imagen, seguridad, frescura, innovación?¿O prefieres que ni siquiera te volteen a ver y ser invisible?

Actualmente, en nuestro mundo, cada vez hay más emprendedores, empresas y productos, por lo que la imagen de tu empresa debe sobresalir visualmente y tener un mayor impacto en el mercado con el fin de posicionar tu negocio en la mente de tus consumidores, teniendo como misión primordial el crecimiento y poder llegar a ser el “top of mind” o la primera opción de tu grupo objetivo en la industria que estas compitiendo.

Muchas personas no toman en cuenta la importancia del diseño gráfico desde la concepción de la idea de negocio, o piensan que nada debería de cambiar, ya que llevan tantos años en el mercado. Pero eso no debería de ser así. Para los emprendedores: es tu primer contacto con la sociedad, como te van a empezar a reconocer y prestar atención ¿Cómo quieres que te vean?

Si eres uno de los empresarios que llevan años en el mercado, si las personas y el mundo cambian constantemente ¿no deberíamos de cambiar al mismo ritmo? Un buen rediseño de la imagen de una empresa puede cambiar la percepción que tienen las personas sobre ella.

Las personas y la tecnología han llegado a tal evolución que lo moderno de hace 10 años quedó obsoleto el día de hoy. Si el diseño gráfico evoluciona cada año en tendencias y se enfoca en la era digital, debes empezar a preguntarte ¿Ya estás en las redes sociales?¿Tienes tu página web en funcionamiento?¿Si invertimos en vallas, por qué no pensamos en SEO?¿De verdad estamos invirtiendo en lo que hoy en día es lo que llega al consumidor y lo que es mejor para mi marca?

 

Acuérdate: “Be bold or italic, but never regular”.

 

New Call-to-action