Que no te extrañe escuchar que los consumidores ahora son totalmente diferentes a como eran hace 20 años. La verdad es que nos encontramos en una era puramente digital en la que el proceso de compra y el proceso de venta han cambiado y, por ende, también lo ha hecho el consumidor moderno. Pero para que las empresas se puedan adaptar a estos cambios tecnológicos y aprender cómo satisfacer a ese nuevo consumidor hay unas características de este que deben conocer. Si aún no sabes cuáles son, ¡sigue leyendo!


Antes de las redes sociales y de los sitios web, las marcas trataban a los consumidores como si fueran niños, es decir, las marcas eran la autoridad máxima pues eran los únicos que tenían en sus manos la información. Los clientes creían todo lo que la marca decía y el vendedor era el único conocedor de los beneficios, características de los productos y servicios, por lo que el cliente ciegamente seguía los consejos del vendedor y creía todo lo que le decían. Sin embargo, al aparecer las redes sociales, los sitios web y el desenvolvimiento de la tecnología, los clientes dejaron de ser niños y se convirtieron en adolescentes rebeldes.

¿Qué quiere decir esto? Ahora los consumidores son más exigentes y ellos son los que ahora tienen el poder y el alcance de la información en las manos - los roles han cambiado. Ahora los consumidores no creen nada de lo que las marcas les dicen; antes investigan por sí mismos y comprueban por sus propios medios la información que le están brindado en las tiendas e incluso buscan referencias de otros clientes para obtener una idea objetiva sobre la calidad del producto o servicio. En definitiva, han perdido la inocencia. 

Debido a este cambio en el comportamiento del consumidor las marcas deben ser capaces de adaptarse y mejorar su servicio y trato con ellos para poder seguirlos satisfaciendo. Pues, si siguen tratándolos como si fueran niños y no los ponen en el centro de la ecuación de ventas, lo único que lograrán es ahuyentarlos y que no vuelvan nunca a comprar o acercarse a la tienda.

Así que si quieres seguir satisfaciendo a tus clientes y posicionarte como un love mark en estos tiempos digitales, ¡presta atención a estas 8 características del cliente digital! Si comprendes su manera de ser, ten por seguro que sabrás qué y cómo ofrecer para ser mejor. ¡Presta atención!

1. Aquí y ahora

Una de las características principales del cliente moderno es que todo lo quieren rápido, en el momento que lo necesiten, cómo lo necesiten y cuándo lo necesiten. Es decir, sin importar que estén en un desierto sin accesos fáciles, si en ese momento quieren hacer un compra, deben poder hacerla.

Si quieres satisfacer a tus clientes en este aspecto debes proveer canales fáciles de compra como el Internet, para que así puedan comprar desde cualquier lugar y en cualquier momento.

2. Información

Los clientes digitales están bien informados. Ellos tienen acceso a una cantidad increíble de información y no los puedes engañar. Así que, procura siempre ofrecer información verídica que agregue valor a su proceso de compra.

3. Nativo digital

Nacieron con tecnología y viven por la tecnología. No hay ningún comprador moderno que no pase horas frente a los dispositivos digitales o redes sociales. Así que, si quieres llegar a él, debes estar en las redes y en Internet.

Programa aquí una llamada

4. Impulsivo

Muchos de los consumidores digitales ahora se guían por estímulos y por sensaciones así que debes saber cómo tratarlos y manejarlos, pues si molestas a un cliente es posible que nunca más quiera saber de tu marca e, incluso, no te haga buena propaganda con sus amigos.

5. Hiperconectado y multitasking

El cliente digital tiene la capacidad para interactuar desde varios dispositivos a la vez y vive constantemente ocupado y con poco tiempo, por lo que debes tratar de llamar su atención para que pueda concluir con la compra.

6. Infiel

En esta época digital es muy difícil lograr que los clientes sean cien por ciento fieles a las marcas, pues usualmente se dejan llevar por precios, modas, comentarios de otros, etc. Así que debes esforzarte por realmente enamorarlo y hacerlo sentir especial para que no te cambie.

7. Exigente

Espera que la atención sea sumamente rápida y está acostumbrado a obtener todo lo que quiere en un segundo, así que no lo hagas esperar demasiado.

8. Comprador

Así es, el consumidor digital tiene la tendencia a comprar mucho más que el consumidor de hace 20 años. Incluso por eso está tan de moda el término en inglés shopaholic. Lo único que tienen que lograr es atraerlo y enamorarlo con tus productos y servicios para que consume la compra.


Si quieres más información no dudes en contactarnos, ¡queremos ayudarte a ser de los mejores este 2019! Además, suscríbete a nuestro blog para obtener más tips para aumentar tus ventas este año Inbound Marketing Guatemala ya es una opción, ¡entérate qué significa esto! No te quedes atrás.

 Programa aquí una asesoría digital para tu negocio