<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-M9NCK4F" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">
Solicita Información
Atrás

Para muchos profesionales modernos, trabajar desde casa de vez en cuando es un lujo que nuestras respectivas compañías nos permiten. Pero ¿qué entorno realmente nos permite ser más productivos: la oficina en casa o la oficina real?

En la oficina de todos los días, los compañeros de trabajo a menudo representan la mayor amenaza para evitar que realice un trabajo real y directo. Se acercan a tu escritorio, conversan e invitan a almorzar. Los beneficios sociales de un lugar de trabajo son definitivamente agradables, pero pueden convertirse en un desafío si se distrae fácilmente.

En la oficina en casa, sin embargo, encuentro que es fácil para ti convertirte en tu peor enemigo. Porque cuando no estás rodeado de compañeros de trabajo, eres libre de abandonar esas molestas inhibiciones. En la oficina en casa, nadie está mirando. No necesariamente siente la misma presión de grupo u obligación comunitaria de hacer las cosas.

Consejos para desarrollar mejor el trabajo en casa

Siempre comienza temprano

Cuando trabajes en una oficina, su viaje diario puede ayudarlo a despertarte y sentirte listo para trabajar cuando llegues a tu escritorio. En casa, sin embargo, la transición de la almohada a la computadora puede ser mucho más desagradable.

Una forma de trabajar desde casa productivamente es sumergirte en tu lista de tareas tan pronto como te despiertes. Simplemente comenzar un proyecto a primera hora de la mañana puede ser la clave para progresar gradualmente a lo largo del día. De lo contrario, prolongará el desayuno y dejará que la lentitud de la mañana le quite la motivación.

Fingir que vas a la oficina

La asociación mental que estableces entre el trabajo y una oficina puede hacerte más productivo, y no hay razón para perder ese sentimiento cuando trabajas a distancia.

Cuando trabajes desde casa, haz todo lo que harías para prepararse para un puesto de oficina: pon la alarma, una ducha, prepara o pasa por un café y usa ropa bonita. Los navegadores de Internet como Google Chrome incluso le permiten configurar varias cuentas con diferentes barras de herramientas en la parte superior, por ejemplo, una barra de herramientas para el hogar y una barra de herramientas separada para el trabajo.

Estructura tu día como lo harías en el trabajo

Cuando trabajas desde casa, eres tu propio gerente personal. Sin cosas como un horario de reunión en persona para terminar el día, puede ser rápido para perder el enfoque o agotarse.

Para cumplir con el cronograma, segmenta lo que harás y cuándo en el transcurso del día. Si tienes un calendario en línea, crea eventos personales y recordatorios que te indiquen cuándo cambiar de marcha y comenzar nuevas tareas. Google Calendar, por ejemplo, lo hace fácil.

Elegir un espacio de trabajo adecuado

El hecho de que no estés trabajando en una oficina no significa que no puedas tener una oficina. En lugar de levantarse en su habitación o en el sofá, espacios asociados con el tiempo libre, dedica una habitación o superficie específica de tu hogar al trabajo.

Las redes sociales no siempre son una herramienta de trabajo

Las redes sociales están diseñadas para facilitarte la apertura y navegación rápida. Sin embargo, en el trabajo, esta conveniencia puede ser en detrimento de su productividad.

Para contrarrestar la facilidad de uso de sus redes sociales durante las horas de trabajo, elimínalas de los accesos directos de tu navegador y, según Fast Company, cierra la sesión de cada cuenta. Incluso podrías considerar trabajar principalmente en una ventana de navegador privada o, si estás usando Chrome, una "incógnito". Esto garantiza que no cierres sesión en todas sus cuentas y que cada búsqueda web que realice no complete automáticamente la palabra que estás escribiendo. Es una garantía de que no te sentirás tentado a tomar demasiados descansos sociales durante el día.

Metas diarias

Los proyectos por lo general tardan más de lo que inicialmente crees que lo harán. Por esa razón, con frecuencia se hará menos de lo que te propusiste hacer. Incluso si no cumples con tu objetivo, saldrás de ese día con una lista sólida de tareas archivadas en "completa".

Trabaja en un horario más productivo

Nadie corre a través de su trabajo desde la mañana hasta la tarde: su motivación naturalmente disminuirá y fluirá durante todo el día. Sin embargo, cuando trabajas desde casa, es aún más importante saber cuándo se producirán esos flujos y reflujos y planificar tu horario a tu alrededor.

Para capitalizar tus períodos más productivos, guarda sus tareas más difíciles para cuando sepas que estarás en el espacio libre adecuado para ellas. Usa los puntos más lentos del día para eliminar las tareas logísticas más fáciles que también están en su plato. Verily Magazine llama a estas tareas "pequeños actos de éxito", y pueden ayudarte a desarrollar su impulso para los proyectos más pesados ​​que le esperan más adelante.

Llamadas por la tarde

A veces, estás tan cansado por la mañana que ni siquiera quieres escuchar tu propia voz, y mucho menos hablar con otros. No deberías tener que darte demasiado tiempo para ser productivo por la mañana, pero puedes darte un tiempo extra antes de trabajar directamente con los demás.

Si tienes dificultades para encontrar un horario de trabajo razonable para ti como teletrabajador, comienza con las tareas solitarias en la mañana. Guarda llamadas telefónicas, reuniones y otro trabajo colaborativo para cuando te hayas "despertado" oficialmente.

Concéntrate en una sola distracción

Hay una expresión que dice: "si quieres hacer algo, pregúntale a una persona ocupada".

La extraña pero verdadera regla de productividad es que cuanto más ocupado estés, más harás realmente. Es como la ley de inercia de Newton: si estás en movimiento, permanecerás en movimiento. Si estás en reposo, te quedarás en reposo. Y las personas ocupadas están en movimiento lo suficientemente rápido como para tener el impulso para completar cualquier cosa que se encuentre en su escritorio.

Desafortunadamente, es difícil encontrar cosas que te ayuden a alcanzar ese nivel de ocupación cuando estás en casa: tu motivación puede cambiar tan fácilmente.

Planifica con anticipación en qué trabajarás

Pasar tiempo descubriendo lo que harás hoy puede quitarte de hacer esas cosas. Y, habrá planeado su lista de tareas tan recientemente que puede tener la tentación de cambiar su horario sobre la marcha.

Es importante dejar que tu agenda cambie si lo necesitas, pero es igualmente importante comprometerse con una agenda que describa cada tarea antes de comenzar. Intenta solidificar  horario el día anterior, haciéndolo sentir más oficial cuando se despierte al día siguiente para comenzar.

Usa la tecnología para mantenerte conectado

Trabajar desde casa puede ayudarte a concentrarte en su trabajo a corto plazo, pero también puede hacer que se sienta interrumpido por la operación más grande que ocurre en la oficina. Las herramientas de mensajería instantánea y videoconferencia pueden facilitar el registro con los compañeros de trabajo y recordarte cómo tu trabajo está contribuyendo al panorama general.

Música… ¿por qué no?

Durante la semana, la música es la banda sonora de tu carrera, y en el trabajo, las mejores listas de reproducción son listas de reproducción diversas: puede escuchar música que coincida con la energía del proyecto en el que está trabajando. Las bandas sonoras de los videojuegos son excelentes en esto. En el juego en sí, esta música sin letras está diseñada para ayudarte a concentrarte; tiene sentido que también te ayude a concentrarte en tu trabajo.

Usa la lavadora de cronómetro

Es posible que hayas escuchado escuchar solo dos o tres canciones en la ducha que puede ayudarlo a ahorrar agua.

¿Por qué mencionar esto? Porque el mismo principio general puede ayudarlo a mantenerte concentrado cuando trabajas desde su casa. Pero en lugar de tres canciones de tu lista de reproducción de música, ejecuta el lavado de ropa.

Lavar la ropa es un temporizador incorporado para tu hogar. Por lo tanto, usa el tiempo para comenzar y terminar algo de tu lista de tareas antes de cambiar la carga de ropa. Comprométete con una tarea durante el ciclo de lavado y otra durante el ciclo de secado.

Comunique las expectativas con las personas en tu casa

Por supuesto, puedes estar trabajando desde su casa, pero aun así tener compañía. Asegúrate de que tus compañeros de cuarto, hermanos, padres, cónyuges y hasta mascotas, respeten tu espacio durante las horas de trabajo. El hecho de que estés trabajando desde casa no significa que “estés en casa”.

Toma descansos

Puede ser tan fácil distraerte como un teletrabajador que evita los descansos por completo. No permitas que la culpa de trabajar en el edificio donde duermes te impida tomar cinco minutos para relajarte. Sin embargo, en lugar de solo abrir YouTube y ver algunos videos cómodos, usa tus descansos para alejarte de tu escritorio. Juega con tu mascota o pasa tiempo con otras personas que también podrían estar en la casa.

Interactúa con otros seres humanos

Recuerda: estás trabajando desde casa, no desde el espacio. Está 100% permitido interactuar con otras personas durante el día, incluso si no son tus compañeros de trabajo. De hecho, es una buena idea ver otra cara durante el día cuando la mayor parte de tu día de trabajo es solitario.

Prepara tus comidas la noche anterior

Cuando estás en tu propia casa puede ser tentador pasar tiempo preparando un desayuno y almuerzo realmente agradable para ti. No uses minutos valiosos para que tu comida sea el día del trabajo: cocínala la noche anterior.

Preparar la comida con anticipación asegura que realmente pueda usar tus horas de comida para comer, y que no estás realizando tareas no laborales que gastan mejor la energía que se usa en tu escritorio.

Elige una hora de finalización diaria

Puedes tener la impresión de que trabajar desde casa establece un mayor equilibrio entre la vida laboral y personal, pero ten cuidado con esa suposición. Trabajar desde casa también puede sentirse como estar en un casino: puede quedar tan atrapado en su actividad, en un ambiente relajado, que pierde la noción completa del tiempo.

En lugar de los compañeros de trabajo, cuyo empacar sus cosas y salir de la oficina te recuerda que hagas lo mismo, active una alarma al final del día para indicar que su día normal de trabajo está llegando a su fin. No tienes que detenerte exactamente a esa hora, pero saber que el día de trabajo está técnicamente terminado puede ayudarte a comenzar el proceso de guardar tu trabajo y dejar ahí el día.

La larga tradición de presencialidad en el mercado laboral genera aún muchos prejuicios. Hay que tener en cuenta que las nuevas tecnologías han abierto un nuevo abanico de opciones, pero todavía estamos en periodo de adaptación. Ante todo, hay que desterrar la idea de que trabajar desde casa equivale a no hacer nada o a rendir menos.

 

Fuente: HubSpot

Prueba hoy mismo un software de CRM y observa cómo mejora todo tu proceso de ventas, cómo tus clientes son más felices y cómo aumentan tus ventas mes a mes.

Si quieres más información no dudes en contactarnos, somos una empresa con más de 10 años de experiencia en ventas en diferentes industrias. Además, suscríbete a nuestro blog para obtener más tips para aumentar tus ventas este año Inbound Marketing Guatemala ya es una opción, ¡entérate qué significa esto! No te quedes atrás.

Programa aquí una asesoría digital para tu negocio


 

COMPARTIR:

(502) 5824-2047

info@niu.marketing

18 ave A 7-21 Z.15 colonia Vista Hermosa 1
Guatemala, Guatemala 01015

(502)5824-2047 info@niu.marketing

18 ave A 7-21 Z.15 colonia Vista Hermosa 1
Guatemala, Guatemala 01015