En el artículo sobre la importancia de administrar un blog, vimos porqué es necesario contar con este recurso para que los negocios atraigan visitantes a su página web, los conviertan en prospectos y promuevan los productos o servicios.


Para que logres estos objetivos, debes construir una red de seguidores para que les compartas temas de su interés, utilidad y actualidad. Por ello, te entregamos estas recomendaciones para que puedas iniciar el blog de tu empresa:

Conoce a tu audiencia

En esta etapa, es muy fundamental que sepas a quién dirigirás cada publicación que escribas. Eso sabrás cómo determinarlo, haciéndote estas preguntas:
  • ¿En qué industria te enfocarás?
  • ¿Cuál es su información demográfica?
  • ¿Cómo es su comportamiento diario?
  • ¿Cuáles son sus necesidades?
  • ¿Cuáles son sus metas?
  • ¿Cuáles son sus retos?
  • ¿Cómo aprenden?
  • ¿Qué leen, y cuáles son sus fuentes de lectura?

Crea la estructura

Ten en cuenta que el diseño del blog y los elementos que acompañarán las publicaciones deben estar ordenados para que los lectores no se pierdan con información que les entregues, aunque todo ello sea importante. Guíate por esto:
  • Define la plataforma tecnológica que usarás
  • Escoge el diseño
  • Diseña la página principal
  • Define los tópicos sobre los que generarás contenido
  • Delimita la lista de quienes contribuirán
  • Estable en qué redes sociales compartirás las publicaciones
  • Piensa qué deberá hacer la audiencia para suscribirse
  • Estructura un Newsletter
  • Evalúa cómo mantendrás el interés con el contenido adicional

El contenido

En Internet, el contenido manda. Por eso, el que produzcas debe estar diseñado para que despierte el interés y la atención de los cibernautas. Tus posts deben tener al menos las siguientes características:
  • Valor agregado
  • Ser apasionante
  • Ser novedoso y diferente
  • Fácil de entender
  • Fácil de recordar

Te recomendamos revisar blogs de empresas, como Hubspot y personalidades como, Neil Patel.

Frecuencia de publicación

Los hábitos de los lectores han cambiado y necesitan saber qué está ocurriendo a su alrededor, y más cuando establecen una relación con las marcas. Por ello, sé constante en las publicaciones para no caer en la desactualización.

Los programas que administran los blogs permiten programar cuándo y a qué hora compartir con tu audiencia una nueva información. Así, si un día escribes dos o tres artículos, distribúyelos para días distintos.

Ten en cuenta además las épocas claves en el año para que les saques provecho y enfoques los contenidos. Aparta un tiempo para definir el calendario de temas sobre los que escribirás.

Averigua quién te lee

Para tener certeza de quién te lee, en qué país vive y cuánto tiempo pasa en tu blog, debes usar la herramienta de métricas que incluye tu sitio web. Con ella, podrás establecer metas que te ayuden a mejorar el rendimiento del blog y a hacer los ajustes que sean necesarios en los contenidos que publicas.

Recuerda que el blog es un componente importante de tu estrategia de mercadeo digital, por lo que si aún no habías considerado implementarlo, sigue cada uno de estos pasos, atrévete y anticípate a tu competencia.


 

New Call-to-action